Luciano,

el elefante celeste

 

Es sabido que, para un elefante, por más orejas chicas que tenga, ser celeste puede ser un problema. Tan sabido es que hasta el tío de Azucena, la gaviota amiga de las estrellas, tiene algo para contarnos sobre eso.

Acá te esperan Luciano y Azucena, el mono sabio y la estrella de mar, junto a una boya naranja, o debajo de un árbol de marulas. ¿Cómo hacer para encontrarlos? Es fácil, sólo se trata seguir el vuelo distraído de Azucena, o los pasos gordos de Luciano.

Emiliano Rodríguez Egaña no sólo es el autor de estos bellos cuentos, sino el ilustrador. En ambos roles es el dueño de una destreza inusual.

Este libro fue seleccionado y adquirido por la CONABIP para todas las Bibliotecas Populares del país.

 

 

 

 

 

 

Índice

Página Principal